Mercado Pago da otro golpe al sistema bancario y lanza tarjeta propia

Gran servicio de Mercado Pago. Permitirá a quienes tengan dinero en su cuenta de la plataforma, o la precarguen, utilizarla en más de 34 millones de comercios y sitios en línea alrededor del mundo que forman parte de la red MasterCard. Además, podrán realizar extracciones en cualquier cajero automático

El 20 por ciento de los usuarios de Mercado Libre en la Argentina no usan servicios financieros, un porcentaje inferior al de América Latina, donde el promedio regional sube al 30 por ciento.

Ese segmento es el objetivo de una movida que anunció este jueves Mercado Pago, el servicio de pagos de Mercado Libre, junto a la filial argentina de MasterCard.

Se trata del lanzamiento de una tarjeta prepaga, que permitirá a quienes tengan dinero en su cuenta de Mercado Pago, o la precarguen, utilizarla en más de 34 millones de comercios y sitios en línea alrededor del mundo que forman parte de la red MasterCard. Además, podrán realizar extracciones en cualquier cajero automático que acepte plásticos de la firma.

En octubre del año pasado fue lanzada en Brasil donde ya emitieron unos 200.000 plásticos, y en México, donde ya hay 80.000 tarjetas en circulación. En la Argentina suman unas 25.000 que se emitieron desde noviembre a modo de prueba. ¿Para qué la usan en esos países? Para la compra de productos y servicios digitales, como suscripciones a Netflix, Spotify y Airbnb.

Para obtenerla, los usuarios deberán solicitarla vía web en el vínculo www.mercadopago.com.ar/tarjeta-prepaga y en una semana la recibirán en el domicilio de entrega informado.

La tarjeta refleja el saldo de la cuenta de Mercado Pago y los usuarios podrán utilizar el dinero que reciban en cobros efectuados a través de la plataforma, o bien recargarla ingresando dinero en la cuenta de Mercado Pago en efectivo en cualquier Pago Fácil, Rapipago, Provincia.Net o Carga Virtual con una transferencia de Red Link no con tarjetas de débito Maestro y Cabal.

Las primeras 20 mil tarjetas emitidas serán totalmente gratuitas. Los usuarios no tendrán que pagar costos de envío, emisión, mantenimiento y renovación. Sólo tiene costo la extracción en cajeros, equivalente a 10 pesos.

Paula Arregui, vicepresidente de producto en Mercado Pago, explicó que esta plataforma, que ya está presente en 8 países y que procesó en el último año unos 200 millones de pagos, busca “democratizar” el acceso a los pagos digitales.

La movida se suma a otras que tienen ese propósito, como Point, un accesorio para celulares que incluye un lector de tarjetas que permite a los vendedores de productos o servicios cobrar en el teléfono móvil.

Arregui destacó que en el caso de la tarjeta prepaga busca ampliar la inclusión financiera de personas no bancarizadas. El desafío es darle liquidez a los fondos que tienen estos consumidores y vendedores en Mercado Pago y que no están bancarizados.

Se analiza dar acceso a crédito a los consumidores a partir del “scoring” que demuestre su historial de transacciones y pagos. Para lanzar este producto, en Mercado Pago debieron adecuarse a normas contra el lavado de dinero.

Números millonarios

En el mundo hay una 2.000 millones de personas adultas que no tienen servicios financieros y que sólo utilizan efectivo, con riesgos en seguridad y aumento de la ineficiencia y control.

A nivel global, el mercado de tarjetas prepagas ascendió en 2014 a unos 326 billones de dólares, de los cuales unos 19 billones corresponden a América latina. Se estima que en 2021 ese volumen global llegará a unos 572 billones.

En América latina, los usuarios de Mercado Pago ascienden a unos 180 millones de personas. Y el 30 por ciento de los usuarios de Mercado Libre en la región no están bancarizados, un porcentaje que desciende al 20 por ciento en la Argentina.

En América Latina residen más de 600 millones de personas, de las cuales 300 millones no tienen una cuenta bancaria. La mayoría de los adultos de la región tiene un teléfono móvil, que es una computadora conectada a Internet. La etapa siguiente a la inclusión financiera será la digitalización de esas transacciones, sin necesidad de recurrir a un plástico con banda magnética o chip.

Fuente: Derechoinformatico.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *